LA IDEA ES UNIRNOS PARA ENCONTRAR EL CAMINO CORRECTO

TATUAJE VS MICROCHIP

A los amantes del Pastor Alemán en Venezuela les llegó desde Alemania el siguiente comunicado:

NO HABRA MAS TATUAJES DE IDENTIFICACION PARA EL 2010

A partir del año 2010 se utilizará solamente el microchip, el tatuaje de los cachorros ya no es posible. Para la colocación de los microchip en los cachorros  ID-Delegados serán entrenados debidamente por veterinarios competentes en los diversos grupos (asociaciones).  Los ID-Delegados sustituirán entonces a las personas que tenían a su cargo el tatuaje. La competencia de los ID-Delegados se mantienen para el criador según el código de crianza. Por consiguiente será el ID-Delegado encargado del municipio donde reside el criador el que debe colocar el microchip. El microchip se debe colocar cuando más temprano el día 50 de vida del cachorro en la residencia del criador. En el momento de colocación del microchip se le saca una prueba de sangre al cachorro con el sistema GO-Card, es decir se le saca una gota de sangre de la oreja. Esta gota de sangre servirá para una futura identificación del perro y el establecimiento del ADN del animal. La prueba de sangre se guarda y a solicitud del criador se le puede proporcionar inmediatamente o más tarde el ADN del perro. Los criadores también pueden mandar a colocar el microchip por un veterinario de su confianza. Sin embargo, también en este caso debe estar presente el ID-Delegado, quien está obligado a examinar la Notificación de Camada firmada por el Responsable de recibir estas Notificaciones. El SV tendrá sus propios microchip, los cuales hay que solicitar al Delegado y deben ser utilizados por el veterinario. Si por cualquier razón fuera necesario volver a colocar otro microchip, entonces se puede determinar sin lugar a duda la identidad del perro comparando la primera prueba de sangre con la segunda. En nuestro grupo procederemos en el otoño a entrenar a los Delegados. Bernd Weber –LG-Zuchtwart

 

Seguidamente a esto La Asociacion de Criadores del Perro Pastor Alemán de Venezuela (ACPPAV), envía por Internet a pocas personas este comunicado el cual publicamos tal cual fue redactado:

 

La Asociacion de Criadores del Perro Pastor Aleman

de Venezuela con Sus Siglas ACPPAV:

 

Se Les Informa A Todos Aquellos Criadores de la Raza Pastor Aleman en Venezuela , Miembros y No Miembros del Club Acppav (Unico Club Oficial de la Raza Pastor Aleman en Venezuela ente Afiliado a la FCV , FCI , WUSV, COAPA) ..

Toda Camada Registrada a partir del 1ero de Enero del año 2010 debe ser TATUADA y MICROCHIPIADAS de manera obligatoria por el CLUB ACPPAV de lo contrario dicha camada No seran registrada Por el ente oficial .

Cabe acotar que el Microchip debe ser Conjuntamente colocado con el Tatuaje por el Personal Autorizado por el ACPPAV.

No se Aceptara Ningun Microchip ni tatuaje que no haya sido directamente colocado por el personal encargado del Club ACPPAV quienes seran los que notifiquen a la Federacion Canina de Venezuela (FCV) la asignacion del numero de Microchip y Tatuaje.

Sin mas que hacer Referencia y Requieren de mas informacion con respecto a dicho comunicado Favor llamar a : 

(ELIMINAMOS EL NOMBRE PUES NO FUE AUTORIZADO)

 

POLÉMICA POR COMUNICADO

 

Destacadas asociaciones de Protección Animal e Instituciones internacionales de perros de raza acordaron eliminar por Ley el método de identificación para los perros de competencia a través del tatuaje en la oreja del cachorro, sin embargo los criadores o dueños de perros (Pastor Alemán) en Venezuela no terminan de entender cómo pretenden seguir imponiendo en nuestro país una metodología eliminada por ser considerada “tortura animal”.

El comunicado de la Asociación de Criadores del Perro Pastor Alemán de Venezuela que anda recorriendo Internet (único medio para lanzar tan importante comunicación), ha generado una serie de interrogantes e inquietudes en la canofilia venezolana por la poca información que suministran las autoridades correspondientes. Muchos de los propietarios de perros no saben quiénes, cuándo y cómo se aprobó esta “obligatoria” medida de seguir colocando el tatuaje a los cachorros aunque no tendrá validez para el venidero 2010.

El comunicado de Alemania notifica que “se cambiará la colocación del microchip en el perro en sustitución del tatuaje y a su vez se debe tomar una prueba de sangre (ADN) del cachorro para su respectivo registro”. El microchip es aproximadamente del tamaño de un grano de arroz y se coloca con una inyección de pocos segundos, en comparación al tatuaje; que se debe rasurar la oreja del cachorro para luego aplicar con fuerza el tatuaje con una especie de “alicate” que contiene 15 dígitos donde cada uno tiene aproximadamente 10 micro alfileres, que en resumidas cuentas produce aproximadamente más de 90 puyazos en la parte interna de la oreja del cachorro. Uno de los alegatos de la Asociación de Criadores del Perro Pastor Alemán de Venezuela (ACPPAV) es que “en Venezuela alguien puede abrir quirúrgicamente a un perro para sacarle un microchip y colocarle otro”. Esto sería como buscar una aguja en un pajar y a riesgo de asesinar al propio perro.

Otro de los alegatos de la ACPPAV son los “elevados costos” de los exámenes de ADN, pero así como se encuentra en el mercado los instrumentos para realizar los tatuajes o inyección de los microchips también pudieran adquirir como “Órgano Oficial autorizado” los equipos necesarios para las pruebas de ADN, de resto parece contradictorio y hasta autoritario seguir con este método.

En el comunicado de Alemania pareciera una especie de “monopolio” a la hora de registrar las camadas y aquí en Venezuela sería similar pero con métodos más anticuados. Sería casi imposible registrar “oficialmente” una camada tomando en cuenta que muchos criadores se encuentran en el interior del país. En dado caso los costos por traslado serán responsabilidad del criador y esto incrementaría los precios a la hora de tatuar y colocar los respectivos microchips a las camadas, lo que a su vez reflejará precios elevados a la hora de vender los cachorros.

Pero las pérdidas para los criadores serían aún mayor al no poder registrar sus camadas, ya que no obtendrán su pedigree si no cumplen con la norma implantada que reza: “debe ser TATUADA y MICROCHIPIADAS de manera obligatoria por el CLUB ACPPAV de lo contrario dicha camada no será registrada por el ente oficial”.

 

Los precios de venta de los cachorros sin pedigree lógicamente no serán los mismos y los perros por muy buenos que sean no podrán tampoco participar en ningún evento canino.

Muy a pesar de las explicaciones que pudieran darse, se necesita informar muy bien a la población de criadores y propietarios de perros Pastor Alemán, ya que continúan surgiendo interrogantes como por ejemplo:

 

• ¿Por qué tan importante medida no lo redactó la Federación Canina de Venezuela? O en dado caso ¿Por qué no la firmó el presidente de ACPPAV?

 

• ¿Cuál es la opinión oficial de la Federación Canina de Venezuela? sobre el comunicado de ACPPAV?

 

• Este comunicado es solamente para los miembros de la ACPPAV o para todo el país?

 

• ¿Cuando dice que "debe ser tatuada y microchipeada de manera obligatoria por el club ACPPV, de lo contrario dicha camada no será registrada por el ente oficial", ¿Quien es el ente oficial? la FCV, la ACPPV, la WUSV, la COAPA?

 

• ¿De qué manera, cómo y cuándo tomaron esa decisión? ¿Le consultaron a sus miembros o a expertos en la materia?

 

• ¿La FCV autorizó en exclusiva a la ACPPV para la implantación de microchip y tatuaje de manera “democrática”?

 

• ¿Que pasará con los ejemplares que ya tengan algún tatuaje o microchip no "oficial"?

 

• ¿Cómo se implementará este nuevo método de registro a los criadores en el interior del país?

 

• ¿La ACPPAV se trasladará al interior del país para realizarlo sin costo alguno?

 

• ¿A qué edad y en qué lugar del país deben identificarse estas camadas con lo exigido por la ACPPAV?

 

• ¿Qué costo tienen estos servicios por cachorro?

 

• ¿Entregará la ACPPAV facturas, comprobantes y los pedigree de colores o seguiremos con el mismo arcaico pedigree?

 

• ¿Quién, dónde y cómo se llevará el registro del número de los microchips?

 

• ¿Tendrán los propietarios de perros Pastor Alemán derecho a que se les muestren los registros de los perros en Venezuela o hay que ser “miembro obligatoriamente” para obtener esa información?

 

Y la pregunta de las mil respuestas: ¿Tiene sentido permitir que se implemente este doble método de identificación para los pocos eventos caninos que se realizan en Venezuela?

 

Definitivamente si no se logra un acuerdo nacional que satisfaga a los criadores y dueños de perros Pastor Alemán, seguiremos viendo como nuestros hermanos en Latinoamérica nos aplastan a la hora de organizar eventos caninos. La idea es unir y no crear polémicas por falta de información, sirva esta coyuntura para unirnos en la búsqueda del camino correcto. 

Si no se asume con seriedad, ética y profesionalismo las problemáticas de la canofilia en Venezuela, tendremos que conformarnos con tener excelentes perros sin pedigree “oficial” que servirán como simples mascotas que quizás algún día bien pudieron representar a Venezuela en campeonatos internacionales. Esto llevaría no solo al cierre de algunos criaderos sino que tendríamos unas instituciones caninas y una Asociación de Criadores del Perro Pastor Alemán de Venezuela sin perros.

 

Omar Cruz

elranchitocruz@hotmail.com

En la cría, organización y entrenamiento de perros estamos en pañales… 

pero usados

 

Advertencia: La opinión que leerán a continuación pareciera ser extremadamente negativa para los propietarios de perros Pastor Alemán, pero en realidad pretendo portar algo positivo para que mejoremos nuestras fallas y comencemos de verdad a ejercer esta pasión con ética, profesionalismo, responsabilidad, dedicación y sobre todo con mucho amor.


En Venezuela se pueden contar con los dedos de una sola mano los criaderos serios de perros Pastor Alemán y nos sobrarían dedos. Basta con intentar entrar en el mundo de la canofilia venezolana para darnos cuenta que la desorganización es tan grande que mejor es tener un perro de compañía para sacarlo a pasear todas las tardes y enseñarle modales con los recursos de Internet, libros y videos para adiestrar mascotas.


Prácticamente todo conspira para que uno abandone en breve tiempo la pasión por entrar en los concursos de raza y demás eventos que se “organizan” en Venezuela. La división es la principal causa para que los fracasos los sufran desde los más veteranos canófilos hasta los principiantes más soñadores. No es raro que en Venezuela, veamos que en las Instituciones dedicadas a los perros sus directivas estén tan aferrados al poder que se “acostumbran tanto a mandar como sus miembros a ser mandados por largo tiempo”. 


Luego se les ve hablando de “regímenes dictatoriales”  y de toda esa politiquería barata que sólo se dan en las CLASES SOCIALES que se creen lo que realmente no son. Ellos mismos se niegan a entregar el poder de sus cargos y para ello recurren a los tradicionales métodos mezquinos organizando grupitos de adulantes que les garanticen su eterna estadía. Muestra de ello; las elecciones de DIRECTIVAS, las cuales se hacen en cenáculos sin previa información, convocatoria o elección pública, dejando la interrogante si existe o no monopolios en las actividades caninas “oficiales” que se desarrollan en el país. En conclusión: todo se divide para repartirlo en privilegiados y separados grupos. Ya veremos quejándose de este artículo a quienes temen perder los pocos pero nutritivos privilegios que les brindan sus cargos, pero muchos canófilos estarán de acuerdo (aunque en total silencio), en muchas de las cosas que aquí planteo. No se atreven a decir lo mucho que saben; yo me estoy quedando corto.


Inversión: Los altos precios de los implementos para la crianza de los perros de concurso son extremadamente costosos, ya que se necesita mantenerlos en perfectas condiciones y es necesario alimentarlos y cuidarlos con los productos recomendados por los criadores, veterinarios y expertos en la materia, pero aunque esto no es realmente el problema del asunto tiene mucho que ver a la hora de incursionar en este tipo de entretenimiento pues nos golpea el bolsillo de manera contundente y se darán cuenta más adelante. A esto fácilmente podríamos sumarle los exorbitantes precios de los alimentos, si es que no escasean o especulan sus precios en las tiendas.


Todo comienza con el trauma o la lotería de adquirir un buen cachorro, y aunque la especulación con los precios sea lo de menos, podríamos decir que el problema está en que los supuestos criaderos venden sus camadas en muchos casos sin los requerimientos básicos que luego exigen para poder concursar, exponer, cruzar o simplemente asegurar que estamos comprando un perro puro con excelente pedigree. Los vendedores saben que sus clientes están dispuestos a pagar lo que ellos pidan por “un buen perro”, por eso muchos caen en las garras inescrupulosas de quienes primero piensan en el dinero que en el futuro de ese nuevo miembro de la familia.

Los tatuajes, microchip, “Selección” (títulos de campeón) por escrito de los padres, pruebas de displasia y hasta las vacunas son casi letra muerta a la hora de vender un cachorro, ya que para muchos la venta es más importante que planificar las camadas con las perras y perros adecuados. De allí la poca calidad de ejemplares capaces de ganar en competencias internacionales. De hecho, en toda la historia canina venezolana no existe un perro que haya ganado una competencia internacional, me encantaría equivocarme y que me desmientan, pero lamentablemente es el amargo fruto de nuestra desmedida división.


Muchos criadores han viajado al exterior para competir en importantes eventos caninos sin resultados favorables para sus perros estelares, sin embargo utilizan esos recursos para vender las camadas como “hijos de campeones” cuando en realidad hasta son de cruces no deseados.

Sin medir las consecuencias venden cachorros de perras que se comen a sus crías o con antecedentes de enfermedades y hasta deformaciones. Los cruces accidentales entre perros que no dan cachorros garantizados ocurren por la falta de buenos perros de cría y los perros que llaman “padrotes” deben ser contratados para “montas” en criaderos del exterior, y como eso resulta muy costoso se experimenta con lo poco que hay en nuestro país. En algunos casos hay criadores, si se les puede llamar así, que cuando comprueban que hay una camada con defectos SACRIFICAN LOS CACHORROS para evitar perder el “PRIVILEGIO” de su criadero. Esta sangrienta medida la ejecutan irónicamente alegando que buscan la excelencia, pureza y continuidad de la raza.


Los problemas que presentan posteriormente esos hermosos cachorros que compramos con tanta ilusión  varían según la mala planificación de los criadores, entre ellas se destacan las terribles consecuencias de la displasia de cadera, la mala mordida, los testículos fuera de lugar, las patas desproporcionadas, muchos no alcanzan los tamaños que exigen en los concursos, el pelaje, los colores, los ojos claros, las orejas deformes y débiles, la cola enroscada, mal carácter, la nariz aguilucha y una serie de irregularidades que no se reconocen legalmente a la hora de reclamar este tipo de fraudes pues no existe un organismo competente que nos garantice hacer JUSTICIA en ese sentido.


Una vez comprado el cachorro aspiramos al menos participar en los pocos eventos caninos que se organizan en Venezuela dejando para la reflexión si tiene sentido o no invertir tanto dinero en los perros, accesorios, alimento, equipos, figurantes, manejadores, viáticos, pasajes y papeleos cuando en realidad en Venezuela se organizan dos eventos al año cuando mucho.

Repito, la intención de este manifiesto no es otro que corregir nuestros errores y admitir que estamos en pañales si de criar perros de raza con ética, responsabilidad y profesionalismo se trata. No podemos negar que hay personas trabajando desde hace años por consolidar la canofilia en Venezuela, pero con tan pocos y desorganizados eventos nunca podremos estar conformes. Aún nos falta un largo camino para lograr los objetivos y dispersos jamás seremos reconocidos ni siquiera nacionalmente como “CRIADORES DE PASTOR ALEMÁN”. 


Factor determinante para alcanzar la meta es la unión y la transparencia en cada cosa que hagamos, apartando el individualismo, mercantilismo, la envidia, los vanos comentarios, el protagonismo y la ambición. Sería más productivo y de verdaderos humanos pensar aunque sea un poquito como perros y entonces ser fieles, nobles, humildes y sinceros con quienes de verdad nos dan esa inmensa satisfacción de ser verdaderos canófilos: ¡LOS PERROS!


Actuando así, con la ética y el amor que toda profesión merece, seguro estoy que llegaremos a la meta y recibiremos muchos títulos nacionales e internacionales como verdaderos campeones, de lo contrario seguiremos siendo esos grupúsculos dispersos que matan el tiempo matando perros.


OMAR CRUZ

elranchitocruz@hotmail.com

No hay ninguna entrada.
No hay ninguna entrada.